La Aventura de Oxford

Inicio » Necesito » Traer mi mascota

Traer mi mascota

Muchos de vosotros tendréis mascotas en España, y seguro que os surgen dudas de como traerlos a Inglaterra, veamos como lo ha hecho Raúl Terrón  para traerse a sus gatos, que es quien ha proporcionado la información.

Antes del viaje.
En primer lugar, ¿cómo van a viajar las mascotas? Puedes llevarlos tú o contratar un servicio de una empresa.
Sí decides llevarlos tú, puedes alquilar una furgoneta y hacerte el viaje, aprovechando para llevar muebles, maletas o embutidos. Puedes preguntar en todas las compañías grandes de alquiler de coches (Hertz, Europcar, Avis, Pepecar, etc…) pero lo más seguro es que no alquilen vehículos para llevarlos a las islas británicas, sólo a través de Europa. Se podría devolver en Francia, coger allí el ferry y al llegar a UK y alquilar otro vehículo.
Otra opción es llevarlo en el avión. Aunque se supone que puedes llevar el animal contigo en el asiento, tiene muchas pegas. Primero porque tienes que pagar otro billete. Segundo, tiene que ser de tamaño pequeño para que quepa bien en el asiento y además las webs de las aerolíneas te advierten que no deben molestar al resto de pasajeros (ruidos, olores, etc…). Si decides llevarlo en la bodega corres el riesgo de que el animal padezca graves consecuencias con motivo de presión, hipotermia o estrés. Las bodegas no están igual de aisladas que la cabina. Por último, si el animal viaja por aire, los veterinarios de los aeropuertos son muy meticulosos, si tienes la mala suerte de que no admitan la entrada del animal y lo dejen en cuarentena, tienes un problema de incomodidades (tu animal en la sala de cuarentena de un aeropuerto) y económico, ya que estás salas son muy caras.

Nuestra opción fue contratar una compañía. ¿Cómo la elegimos entre las muchísimas que había? Principalmente, que pertenezcan a algún sello de calidad, como IPATA (europeo) o DEFRA (UK), no te garantiza nada pero te da cierta tranquilidad. Después, solicitando informacion de precios, condiciones de viaje, etc… De las aproximadamente 20 que escribimos, nos contestaron unas 10, casi todas del mismo precio (unos 350 euros por animal). Descartamos alguna que nos pareció sospechosamente barata, y alguna otra por malas calificaciones en foros y páginas web.
Finalmente, la compañía que elegimos fue Traveldog es la que más garantía nos ofrecía en cuanto a calidad/precio. La verdad es que una vez que lo contratamos echamos en falta algo de información, ya que el viaje lo preparan principalmente a última hora, algo comprensible ya que no todo el mundo contrata el servicio como nosotros con meses de antelación, y hay que coordinar muchas recogidas y dejadas de animales. Se presentaron el día y la hora acordada, y el transportista era un encanto, se portaba muy bien con los bichos.

Durante el viaje, tienen un GPS a tu disposición para que sigas el trayecto de la furgoneta, y te avisan por email de la hora de recogida.
Así que aunque al final todo salió bien, echamos en falta algo de información y un poco más de seriedad por parte de la empresa, sobre todo en los días previos al viaje, que encima tú estás nervioso con todo lo que conlleva mudarte al extranjero.

Yo, para un viaje como el nuestro que puedes elegir carretera o aire, elijo carretera, es más largo pero mucho menos peligroso para lo animales. Otra cosa es que cruces el charco.

¿Qué necesitan tus animales para viajar? Cada país tiene sus requerimientos, debes consultar el consulado o las agencias de aduanas de cada país. Para UK (y creo que Europa en general, y también gran parte del mundo) necesitas:

  • Pasaporte animal europeo. Es como la cartilla de la comunidad para vacunaciones, pero con formato europeo. Te lo hace cualquier veterinario, y vale unos 15 € cada uno.
  • Por supuesto, vacunas en regla y para el viaje imprescindible vacuna contra la rabia (si tu mascota es un perro la debe de tener puesta anualmente ya que es obligatorio pero no en gatos, así que en este caso debes de ir al veterinario y ponérsela). Y dos aspectos respecto a esta vacuna: debe de estar reflejada en el pasaporte, no solo en la cartilla veterinaria, y debes de ponérsela al menos 21 días antes del viaje, período en el cual ya es efectiva. Mucho cuidado con esto, que no te dejan entrar.
  • CHIP de identificación. Lo mismo que la vacuna de la rabia, en España es obligatorio para los perros, pero para gatos no, así que es poco probable que a tu gato se lo hayas puesto. Y también al igual que la vacuna de la rabia, recomiendo hacerlo con tiempo ya que tardan unas semanas en meter los datos en la base de datos. Una vez que lo hayas puesto, anota el número del chip de tu animal y vete a una comisaría para que, por favor, comprueben el número en el ordenador a ver si le salen los datos correctamente. O incluso lleva a tu animal a a la comisaria y que le lean el chip directamente.
  • Desparasitación. Hay que hacerla entre 1 y 10 días antes del viaje, tanto interna como externa. Tu veterinario te dará los productos, y es necesario que también anote el tratamiento en el pasaporte.
  • Aparte del pasaporte, que los gatos lleven en el viaje la cartilla de vacunación que tienen.

Una vez de viaje, es recomendable que lleven algo suyo en la jaula (juguete, manta donde duerman, etc…) y si pueden llevar su comida habitual, mejor. El transportista  sabe bien como cuidarles… o debería.

Después del viaje. Vivienda en Oxford.

¿Y al llegar a Oxford? Jodido encontrar casa en Oxford, imagínate con animales o niños. Lo de siempre, un casero se pregunta ¿para qué voy a alquilar a alguien que tenga un animal si tengo otros 10 pretendientes para el alquiler esperando? Las agencias pasan de ayudarte, así que recomiendo buscar alquileres a través de particulares.

Imposible alquilar un apartamento. La mayoría de comunidades de vecinos tiene por norma aprobada en junta no aceptar animales, así que aunque al casero no le importe alquilarte la casa para que vivas con tus mascotas, es probable que no pueda.

Otra opción es meterlo como el que no quiere la cosa, que tengas suerte y no te pillen. Pero corres el riesgo de que te pillen, te pidan que te marches y además te quedes sin fianza.

Nosotros encontramos casa en Kidlington. Es un pueblo a las afueras de Oxfrod, en el cual muchos vecinos tienen mascota, quizás aquí sea más fácil encontrar una casa para alquilar, si no te importa vivir lejos de Oxford Es algo más barato, pero al ser una casa es más caro.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: